miércoles, 28 de marzo de 2012

I'm a friend.

Esas personas que te hacen reir en el momento que más hundido estás. Capaces de sacar una sonrisa de entre las lágrimas, que consiguen que estalles a carcajadas a la vez que lloras desesperadamente. Esas personas que consiguen sosegarte cuando solo tienes gritos y rabia para todo el mundo. Que viajarían 500 kilómetros sólo para saber que estás bien. Que se meten contigo, te estrujan, te tiran, te empujan, bromean, se acoplan, abusan y te muerden, pero siempre con ese brillo de cariño en los ojos que te dice que, cuando los necesites estarán ahí. Que acuden con la misma rapidez a tu casa cuando hay una fiesta que cuando estás mal. Esas personas que merecen la pena y que llamamos amigos. 

Amigos que están para ti al igual que tú estás para ellos. Siempre. Sin condición. ¿Qué seríamos sin esa amistad? Sobrevaloramos el amor, más propenso a salir mal, a enredarse y dar quebraderos de cabeza. Ese amor que cuando falla solo nos deja la amistad, amigos que te cogen de la mano y te ayudan, no, te obligan a seguir adelante y a sonreir. 

Gracias por todas esas millones de veces que he podido contar con vosotros, porque vosotros también podéis contar conmigo, a cualquier hora, en cualquier momento y para lo que sea. 

Os quiero.




4 comentarios:

  1. Hostia, qué peaso entrada, ¿no? :D

    ResponderEliminar
  2. Yo los 500 me los recorrería sin pestañear, pero creo que ya 501,... me lo pensaría :P xDD

    :3

    ResponderEliminar